domingo, 10 de septiembre de 2017

Reflexiones siempre actuales...



Quizá alguno piense que uno es reiterativo o que vive de contramano, la realidad es que al andar la vida, observo la quietud e inmoralidad, de parte de quienes conducen nuestro destino como país y me rebelo contra esa pasividad permisiva.
No hablo a favor de la violencia, porque la repudio totalmente. Hablo a favor de la JUSTICIA, con mayúscula.
Que estamos viviendo dentro de un torbellino iracundo y despiadado, sin pausas y sin códigos de convivencia respetuosa, no es ninguna novedad.
Mi pregunta es; ¿Qué estamos haciendo para cambiar eso? o ¿Qué podemos hacer desde nuestro lugar para crecer y ser mejores cada día?
Si lo enfocamos desde el punto de vista económico, descubrimos que en muchos casos somos nosotros mismos los causantes de nuestra mala situación, y en otros, en mayor número, en la falta de oportunidades de crecimiento para todos aquellos que quieran hacerlo.
Desde tiempos inmemoriales, se destacaron las clases sociales de los más pudientes, sobre el resto. Ahora bien, quienes pueden y deben cambiar esa forma mezquina y asfixiante, no quieren hacerlo, en su gran mayoría, porque pertenecen a esa clase dominante, (políticos, empresarios y gobernantes).
Cada uno lleva agua para su molino y lo que hacen es criticar al de turno, buscando una nueva oportunidad de acceso a alguna de las formas de poder que tanto los enamora, pero que rara vez utilizan en función de los ciudadanos.
Hace muchos años que la columna vertebral de nuestro país, Argentina, viene siendo horadada y destruída. Me refiero a la educación.  Con políticas educativas de muy pobres resultados, le fueron negando al sector menos pudiente, o para decirlo crudamente, de menos recursos, la posibilidad de prepararse mejor para un futuro laboral cada día más exigente. La falta de industrias que creen fuentes de trabajo, reduce la posibilidad de inserción, y aumenta la "burocracia", estatal.
las prebendas, la corrupción y la falta de compromiso de los dirigentes en general, que se llenan la boca prometiendo lo que luego no cumplen, va logrando que poco a poco nos vayamos enfrentando entre nosotros, defendiendo tal o cual camiseta política, mientras ellos se llenan los bolsillos y siguen por décadas manejando nuestras vidas en su beneficio, sin importarles absolutamente nada de nadie. Utilizan recursos ruines para convencernos de que Pedro o Jorge de aquel partido político, nos va a salvar del descenso, (a la miseria).
Creo que es tiempo que comencemos a exigirles y no a pedirles como si fueran dioses. No puede ser que gremialistas, políticos y funcionarios puestos a dedo, se retiren con los pies para adelante, (siguen hasta que mueren, atornillados al poder), siendo totalmente recalcitrantes e ineptos para la función social, a la cual deberían servir.
Cualquier ciudadano tiene un montón de límites para la mayoría de las cosas. ¿Por qué ellos no?
Eduquemos a nuestros hijos para que tengan un futuro con esperanza y realidades y no un presente lleno de promesas incumplidas.
No seguir líderes, si, ser coherente con una idea, no fanáticos, si pensantes.
Nuestro país necesita de todos nosotros, porque somos los que en el habitamos.
Busquemos el bien común, basándonos en el respeto mutuo y la solidaridad por nuestro semejante. Saquémonos las anteojeras, y miremos hacia todos lados.
Cumplamos y luego exijamos. Por nosotros y nuestros hijos y nietos.
Dios nos proteja a todos y nos permita producir el cambio soñado. Para el bien de todos.


sábado, 22 de julio de 2017

Leyendas argentinas." El Mate "



De noche Yací, la luna, alumbra desde el cielo misionero las copas de los árboles y platea el agua de las cataratas. Eso es todo lo que conocía de la selva: los enormes torrentes y el colchón verde e ininterrumpido del follaje, que casi no deja pasar la luz. Muy de trecho en trecho, podía colarse en algún claro para espiar las orquídeas dormidas o el trabajo silencioso de las arañas. Pero Yací es curiosa y quiso ver por sí misma las maravillas de las que le hablaron el sol y las nubes: el tornasol de los picaflores, el encaje de los helechos y los picos brillantes de los tucanes.


 Pero un día bajó a la tierra acompañado de Araí, la nube, y juntas, convertidas en muchachas, se pusieron a recorrer la selva. Era el mediodía y, el rumor de la selva las invadió, por eso era imposible que escucharan los pasos sigilosos del yaguareté que se acercaba, agazapado, listo para sorprenderlas, dispuesto a atacar. Pero en ese mismo instante una flecha disparada por un viejo cazador guaraní que venía siguiendo al tigre fue a clavarse en el costado del animal. La bestia rugió furiosa y se volvió hacia el lado del tirador, que se acercaba. Enfurecida, saltó sobre él abriendo su boca y sangrando por la herida pero, ante las muchachas paralizadas, una nueva flecha le atravesó el pecho. En medio de la agonía del yaguareté, el indio creyó haber advertido a dos mujeres que escapaban, pero cuando finalmente el animal se quedó quieto no vio más que los árboles y más allá la oscuridad de la espesura. Esa noche, acostado en su hamaca, el viejo tuvo un sueño extraordinario. Volvía a ver al yaguareté agazapado, volvía a verse a sí mismo tensando el arco, volvía a ver el pequeño claro y en él a dos mujeres de piel blanquísima y larguísima cabellera. Ellas parecían estar esperándolo y cuando estuvo a su lado Yací lo llamo por su nombre y le dijo:
- Yo soy Yací y ella es mi amiga Araí. Queremos darte las gracias por salvar nuestras vidas. Fuiste muy valiente, por eso voy a entregarte un premio y un secreto. Mañana, cuando despiertes, vas a encontrar ante tu puerta una planta nueva: llamada caá. Con sus hojas, tostadas y molidas, se prepara una infusión que acerca los corazones y ahuyenta la soledad. Es mi regalo para vos, tus hijos y los hijos de tus hijos... Al día siguiente, al salir de la gran casa común que alberga a las familias guaraníes, lo primero que vieron el viejo y los demás miembros de su tevy fue una planta nueva de hojas brillantes y ovaladas que se erguía aquí y allá. El cazador siguió las instrucciones de Yací: no se olvidó de tostar las hojas y, una vez molidas, las colocó dentro de una calabacita hueca. Buscó una caña fina, vertió agua y probó la nueva bebida. El recipiente fue pasando de mano en mano: había nacido el mate.












Agradecemos a la página Folklore del Norte

jueves, 6 de julio de 2017

"Los Gregorios Rock" "Triste realidad" Video Oficial




Con motivo del lanzamiento del video oficial del tema "Triste realidad", de la banda
¡Los Gregorios Rock!, nos enorgullece presentarles el mismo para que lo disfruten a full y les auguramos un sin fin de éxitos.
Para todos los amantes de la buena música!!!







Bajo: Nicolas Rojas;  Teclado: Victor Arias;  Batería: Bruno Quiroga;
1ra. Guitarra  Maximiliano Ocampo y 2da.Guitarra y Vocalista Mariano Marini. Gracias a todos los que hicieron posible este clip, desde los participantes, profesionales y a quienes apoyan desde siempre a esta creciente y distintiva banda de Rock.


martes, 20 de junio de 2017

El tan temido invierno!!!





Para la gente pobre desde tiempos remotos, el invierno parece sinónimo de infierno.
Viviendas precarias, estómagos ruidosos y vacíos, el abrigo que no es suficiente, niños descalzos y desnutridos que tiritan, azotados por el frío que no distingue, ni edades, ni dolor, ni sufrimiento.
Simplemente castiga al más vulnerable, que, oh casualidad,  es la franja más usada y olvidada de la población, los relegados y olvidados, los pobres.
Los de ayer, los de hoy, los de siempre.
Los que ingratos y corruptos políticos mencionan en sus campañas y luego de alcanzar sus objetivos, con total indiferencia echan al olvido, hasta las próximas elecciones, donde saldrán a comprar muy baratito, (simplemente con promesas), el voto que les permita mantenerse en el poder, la riqueza, el lujo y el buen vivir, que indudablemente es un privilegio de una selecta minoría.
Mientras esta gente planifica donde ir a esquiar durante las vacaciones de invierno, en el otro extremo muchos padres están pensando como abrigar y dar de comer a sus hijos, aunque sólo sea un plato de polenta cada día.
Mientras los unos estrenan ropa cálida e impermeable, el "resto", pide algún trapo usado para que el frío no le mate a sus hijos.
Y aquí la pregunta del millón: ¿dónde está la justicia tan promocionada, la democracia prometida hace tantos años que perdí la cuenta de cuántos fueron?
La famosa igualdad de oportunidades...?
¡MENTIRAS! La trenza política les permitirá seguir en los distintos gobiernos. Lo demás que ocurra, se atribuirá a cualquier situación o personaje ajeno al poder de turno. Se pelearán mediáticamente para convencer a la gente que ellos si tienen sensibilidad social y el plan económico que pondrá fin al dolor y la miseria, pero al llegar al "trono", evitarán atacar al otro, porque saben que algún día les tocará a ellos, y allí harán valer eso de que "FAVOR CON FAVOR SE PAGA"
Ojalá que algún día, espero que pronto, los corruptos a la cárcel, los chicos jugando, estudiando y creciendo sanos y felices, las familias con esperanzas y posibilidades reales y la inseguridad que también nos mata sea controlada con leyes y una justicia honesta, creíble y justa. Les dejo mi corazón con mis mejores deseos de que este invierno les permita vivir sin tanto dolor y sufrimiento y pidiendo desde mi fe a Dios, que abra las almas de los ruines y acreciente su sensibilidad para mejorar la vida de los más angustiados y necesitados. 
Los niños son nuestra esperanza y nuestro mayor patrimonio.
Si no los cuidamos, no tendremos futuro como nación.







domingo, 14 de mayo de 2017

"Ser médico es fácil"



A raíz de algunos comentarios escuchados y leídos, en pasillos hospitalarios y en medios de información, referidos a la vocación y trato de algunos profesionales de la salud, se nos ocurrió publicar algo escrito por uno de ellos.
Este post está extraído de la revista Ciencias de la Salud, cuya tapa están viendo y nos gustó mucho el enfoque acerca del Humanismo Médico, realizado en su editorial por el Prof. Dr. Ricardo Znaidak.



HUMANISMO MÉDICO


Prof. Dr. Ricardo Znaidak


Hace poco leímos una noticia en la cual se informaba que “según una encuesta de Unicef, miles de bebés prematuros morían sin los padres a su lado”. También escuchamos frecuentemente frases como: “los informes en esta Terapia Intensiva se brindan de 13 a 13:30hs. lo lamento, venga mañana”, o “ el Doctor ni siquiera me dio la mano para saludarme”, o “casi no me revisó, me atendió en 5’ y me dio la receta para hacerme una Resonancia” y…cuántas más?. Haciendo un poco de Historia, allá por el siglo V a.C, Hipócrates en su Cuerpo Hipocrático, escrito entre el 420 y 350 a.C., generó una imagen ideal del médico y la medicina. Esta última era una medicina ética, respetuosa del paciente, de su entorno, de su vida, de sus secretos profesionales, transformándose en una profesión casi de inigualable dignidad. A esta concepción de la medicina, San Lucas le sumó la caridad y la compasión para con el enfermo. Philippe Pinel (1745- 1826) logró, como médico, devolver la dignidad al paciente psiquiátrico, desterrando la violencia física y los castigos de los centros psiquiátricos en Francia. Francis Peabody (1881- 1927) fue un clínico estadounidense quien fue famoso por su  frase “el secreto del cuidado del paciente, consiste en preocuparse por el paciente”. No podemos dejar de nombrar a Pedro Laín Entralgo (1908-2001), quien transformó el paciente en “ser humano”, la relación médico-paciente en una relación interpersonal y, sobre todo, en una relación de ayuda. Siempre decía que las especializaciones provocaban en el paciente una “mutilación antropológica”. Por supuesto, a lo largo de la Historia, la lista de médicos humanistas resultó más que importante, baste con nombrar a Rudolf Virchow, William Osler, Karl  Aschoff, entre otros.
Luego de este brevísimo resumen histórico, cabría  preguntarnos: …si hace más de 2000 años ya existía la preocupación por el ejercicio profesional y el humanismo médico, ¿no se debería haber evolucionado mucho más en dicho sentido que en el avance tecnológico?, ¿por qué hoy, en pleno siglo XXI, estamos preocupados más que nunca por la deshumanización del acto médico? Tal vez la explicación más acertada a dichas cuestiones se encuentre en que en los últimos 60 años algunos, pero no todos, los profesionales médicos, adheridos aún al modelo racional cientificista y médico hegemónico y despojados de sensibilidad humana, han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo hipocrático durante milenios, para ser considerados como simples técnicos, ávidos de reconocimiento económico y profesional. La formación humanística de los profesionales médicos, a mi modesto entender, se logra transitando un largo camino: la vida. En sus inicios la responsabilidad pasa por nuestros padres, por la familia y gracias también a nuestros Maestros del nivel inicial. Luego se suma la responsabilidad de nuestros Profesores del nivel Medio de Educación y finalmente, en este caso la más importante, la que nos enseñan, pero fundamentalmente nos transmiten nuestros Maestros en las Escuelas de Medicina, como en nuestra Institución. En esta instancia, se apunta a un modelo humanístico a partir de la concepción del paciente como un ser biopsicosocial, de la relación médico-paciente como un contexto, de la historia clínica centrada en el paciente y por sobre todas las cosas bregando con el ejemplo, todo lo cual permite construir la arquitectura del profesional de la salud sobre cualidades fundamentales como la sabiduría, el respeto, la bondad, la compasión, la solidaridad y la integridad. El humanismo en la medicina debe ser una forma de vida y para lograrlo debemos realizar una profunda reflexión, tanto individual de los profesionales de la salud, como a nivel social en referencia a la industria farmacéutica, obras sociales, aseguradoras, etc. De manera de lograr que el único interés y objetivo común de todos y cada uno de nosotros, sea el bienestar humano, teniendo en cuenta además que la razón de ser del acto médico no puede ser otro, que el amor al prójimo. ¿De quién depende, sino de nosotros, educadores y profesionales de la salud, llevar adelante esta gesta?
Finalmente deseo compartir con ustedes unas estrofas del Dr. Antonio Armando Lara,
de su poesía:

Ser Médico es Fácil:

Me pides muchacho aclare tus dudas,
que como fantasmas te acosan y apuran.
Seguro que esperas respuestas maduras
que alumbren a "giorno" tus sombras oscuras.

Se bien lo que quieres y ansío ayudarte,
porque esas dudas remozan mi sangre,
ya que fueron mías al querer graduarme,
algo, poco o mucho tengo que brindarte.

La ruta es muy larga, casi inalcanzable,
es siempre exigencia, permanente darse;
pensar en los otros, comprender, amarles,
sentir sus dolores, sufrir en su carne.

Ser timón y guía en cada percance,
responsable pleno, de sus desenlaces.
Ser hermano, amigo, confesor o padre,
tumba de secretos que jamás violares.

Calmante de angustias, dolores o hambre,
curioso obsesivo que explora incesante,
el cuerpo, la psiquis, el mundo o el aire,
sin renunciar nunca a beneficiarles.

Que el fin del balance no pueda acusarte,
que tu meta sea siempre un semejante,
sin nombre, sin cara, al que te entregaste,
con toda tu ciencia, tu atención y tu arte.

Recibir por pago lo que no soñaste,
los ojos llorosos de una pobre madre,
que rogando al cielo pretende expresarse,
y lágrimas tiene, solo para darte.

Ya ves mi muchacho, no te me acobardes,
vocación ya tienes, completa el bagaje,
junta valentía, honradez, coraje,
y verás entonces: ser médico...es fácil.


ANTONIO  ARMANDO LARA




Fuente:
La revista Ciencias de la Salud es una publicación Oficial del Instituto Universitario de Ciencias de La Salud. Fundación H.A.Barceló

Muchas gracias!!!



sábado, 15 de abril de 2017

"Felices Pascuas"





Tiempo de Fe...

Un campesino cansado de la rutina del campo y de tanto trabajo duro, decidió vender su finca. Como sabía que su vecino era un destacado poeta, le solicitó que le hiciera el aviso de venta. El poeta accedió gustosamente.



El aviso decía:

"Vendo un pedacito de cielo, adornado con bellas flores y verdes árboles, hermosos prados y un cristalino río con el agua mas pura que jamas hayan visto"


El poeta tuvo que marcharse por un tiempo, pero a su regreso decidió visitar a sus nuevos vecinos, pensando que aquél hombre del aviso se había mudado. Su sorpresa fue mayor al ver al campesino trabajando en sus faenas.








. El poeta preguntó: ¡Amigo! ¿No se iba de la finca? El campesino con una sonrisa le respondió: -No mi querido vecino, después de leer el aviso que ud me hizo, comprendí que tenía el lugar mas maravilloso de la tierra y que no existe otro mejor... 






Moraleja:
No esperes a que venga un poeta para hacerte un aviso que diga lo maravillosa que es tu vida, tu hogar, tu familia y lo que con tanto trabajo hoy posees. Dale gracias a Dios porque tienes vida, salud y esperanza de poder seguir luchando para alcanzar tus metas... Que el Señor bendiga ese pedacito de cielo que es tu vida.."Nacimos para ser Felices, no para ser Perfectos... El amanecer es la parte mas bonita del día porque es cuando Dios te dice: " levantate! Te regalo otra oportunidad de vivir y comenzar nuevamente de mi mano".  Los días buenos te dan FELICIDAD, los días malos te dan EXPERIENCIA, los intentos te mantienen FUERTE, las pruebas te mantienen HUMANO, las caídas te mantienen HUMILDE, pero solo DIOS te mantiene de pie! 

Felices Pascuas!!!


viernes, 24 de marzo de 2017

"Ojos que abren caminos" Autor: Don Pedro Benitez



Nuestro querido y sabio hermano, al que con todo respeto y admiración di en llamar, "El poeta de Dios", nos ha enviado gentilmente desde Bahía Blanca, un ejemplar de su último libro "Los ojos del corazón", de reciente edición.
Qué podemos decir luego de leer sus mensajes de amor fraterno, sino gracias.
Sus letras son un canto a la fe, la esperanza, la vida y el amor.
Con mucho orgullo compartimos con todos ustedes esta poesía que refleja una profunda mirada desde lo más profundo, para aprender a ver.
¡Disfrútenlo!


"Ojos que abren caminos"                                          Con su eterna compañera Isolina



Los ojos del corazón
miran con o sin anteojos
porque su visión contempla,
y ve desde lo más hondo,
sin detenerse en espejos
que retienen solamente
lo temporal de sus rostros.

A veces el corazón,
llevado por el entorno,
mira superficialmente
de cerca, y ve lo inmediato
usando el control remoto...

Otras, sus latidos sienten
el mensaje de los ojos,
y la vida ve en las cosas
algo que en sus apariencias,
parecían ser muy poco.

Pero no siempre el latir,
y el ver obran de igual modo
cuando el ego prevalece
y crece la tentación
de dar más lugar al ocio,
restándoselo a la acción...

Mirada y latir que quieren,
en medio de tantos odios,
abrir camino al amor
para que la vida pueda
acercarse más a Dios,
y compartir con el prójimo
los bienes de su creación.


domingo, 26 de febrero de 2017

"En busca del bienestar"



Durante el transcurso de nuestra vida, muchas veces damos mayor importancia a los hechos negativos que a los positivos.
Desde una visión analítica y quizá protectora de nosotros mismos, a lo mejor descubriríamos la senda por donde podríamos caminar del mejor modo y sufriendo el menor daño posible.
Este breve video que nos envió nuestro amigo Ricardo Fariña, creo que nos da pautas muy buenas para vivir de otra manera, a todos aquellos que todavía no habíamos recibido esta información.



video



Ojalá les haya gustado y les sirva para su bien y el de su entorno.
Hasta la próxima y gracias por seguirnos desde hace 8 años.





martes, 14 de febrero de 2017

La pregunta milenaria





Hola gente, me enviaron un link que me condujo a esta, para mi, muy interesante exposición del experto en liderazgo Simon Sinek y nos da una impresionante visión del comportamiento de los milenials en el lugar de trabajo.





Esperamos que el transmitir este mensaje, ayude a la integración de los seres humanos, para bien de todos. Con la tecnología a mi servicio y no esclavo de la tecnología.


sábado, 4 de febrero de 2017

Proyecto LLAMA (Radiotelescopio en Salta)


En las inmediaciones de Alto Chorrillos, sobre la ruta nacional 51, se inició la construcción del camino de acceso al observatorio binacional con el que Argentina y Brasil llevarán adelante estudios solares e investigaciones astronómicas de relieve mundial. 

El camino especial se desprenderá desde la ruta 51 y subirá, con un trazado de 7 kilómetros, hasta el sitio de emplazamiento del radiotelescopio LLAMA. El lugar elegido está a 20 kilómetros al oeste de San Antonio de los Cobres, en línea recta, y a 4.790 metros de altura sobre el nivel del mar.

Los trabajos viales y de nivelación de los terrenos que ocupará el complejo costarán cerca de $20 millones. 
Las obras fueron licitadas por la Fundación Capacitar del NOA, que interviene como unidad de vinculación tecnológica del proyecto, y adjudicadas a Constructora Norte, empresa que deberá tener finalizados los trabajos en marzo de 2017, según el plazo de ejecución acordado. 

Mientras tanto, técnicos del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) avanzan con los últimos relevamientos, mediciones y controles para el definitivo diseño e instalación de las fundaciones del observatorio radioastronómico, su usina y las obras complementarias. 

Fuentes del proyecto señalaron que la Provincia comenzará a construir, en breve, el Centro de Apoyo Logístico de San Antonio de los Cobres y las obras de aprovisionamiento eléctrico, con un presupuesto del orden de los $17 millones.














Agradezco como siempre a mi amigo  Julian "Coquena" Burgos, Guía local, periodista, escritor y defensor de la ecología, fauna y flora, paisajes, etc. y autor de la página web "El portal de Quijano", que me permite republicar sus artículos para informar a nuestros seguidores.
Abrazo grande Julian y gracias de nuevo.



domingo, 22 de enero de 2017

"La amistad por encima de todo"




¡Hola!
Con el paso de los años, las modas, los presidentes y los estados de ánimo, fui observando cada vez más intensamente a mi alrededor el comportamiento de los seres humanos entre los cuales me incluyo, por supuesto, y he notado con dolor y sorpresa, que por discusiones políticas, sociales y/o religiosas, se terminaron muchas amistades, en algunos casos de muy fea manera.

Siendo una persona respetuosa del pensamiento del otro en todos los aspectos, aprendí  a separar las cosas verdaderamente valiosas y duraderas, de las momentáneas o circunstanciales, dando así un valor preponderante a los afectos y a la familia por encima de los intereses económicos, sociales, políticos o religiosos.
Hete aquí, que parte de la sociedad en que vivimos, discute por una camiseta, en cualquiera de los items mencionados, como si dependiera el universo de su desmedida defensa, intentando más que intercambiar opiniones, insertar en el cerebro del otro su definición de tal o cual situación, conforme a sus convicciones.
La verdadera amistad, en mi modesta opinión, está por encima de todas las diferencias de ese tipo que puedan existir.
Muchos políticos, funcionarios, gremialistas y oportunistas, hicieron, hacen y harán su negocio, a costa de nuestra credulidad o necesidad de creer en alguno de ellos, y nosotros somos simples
números,( lease $$$ o votos), para ellos.

Ni siquiera nos conocen y manejan nuestras vidas y el futuro de nuestros hijos, sin riesgos personales, porque si se equivocan y "perdemos", ellos no pierden y abandonan su función, yéndose  dueños, en  muchos casos, de cuantiosas fortunas, muchas veces injustificables. Por eso, intento rescatar los valores de la ética, la moral y el respeto, por encima de cualquier diferencia. ¿El motivo? Muy simple, si a lo largo de nuestra vida tenemos problemas o necesidades, el que va a estar cerca nuestro es el amigo o la familia, el resto, bien gracias.
Desde este espacio les propongo, que sigamos disintiendo o coincidiendo en el tema que sea, pero que el fanatismo no nos ciegue y no arriesguemos jamás una amistad por una discusión.
Los que me conocen saben que cambio opiniones sobre política, religión, deporte o lo que surja, pero manteniendo la mesura y el respeto por el otro. Creo que si nos manejamos de ese modo, podremos entre todos, (es la única manera), cambiar el rumbo de nuestra sociedad, tan desigual y golpeada.

Más allá de los nombres, las épocas y las banderías, sabemos que desde hace muchas décadas hay muchos hermanos sufriendo extrema pobreza y falta de atención de parte de los sucesivos gobiernos. No nos peleemos entre nosotros porque les hacemos el juego a los vivos. 


Estrategia de combate, “divide y vencerás”.
Contra eso solo puede la unidad.
Gracias por acompañarnos desde 2009 y no pretendo enseñarle a nadie como manejar su vida, porque no tengo los títulos para eso, pero si los invito a ser solidarios, mirar al otro, a cuidar y valorar el trabajo aquellos que lo tenemos y a colaborar para que el que no lo tenga lo consiga.
Gracias de nuevo y que Dios los bendiga junto a sus seres queridos.

                                                            



Imágenes extraídas de internet





domingo, 15 de enero de 2017

Leyendas urbanas. Hoy: Quilmes. Buenos Aires. Argentina



Hoy:

“Hombres-gato" 


Esta extraña enumeración de apariciones de seres con un comportamiento y una morfología que los identifica más como “elementales” o producto de una actividad goética que como animales o humanoides de origen y evolución netamente natural no puede quedar completa sin la mención de lo que entonces conmocionó a una populosa localidad del sur del conurbano bonaerense: la ciudad de Quilmes, extendiéndose hasta San Francisco Solano y Rafael Calzada. Se trata de la aparición de los que fueron llamados, en su momento, “hombres gato”. 
La historia comenzó en realidad en las páginas policiales de los periódicos, cuando se informó de ataques sexuales a varias jóvenes de la zona por parte de “uno o más individuos disfrazados”; altos, de más de ciento ochenta centímetros estando, al parecer, cubiertos de pelaje oscuro, y además lo que llamaba la atención de los investigadores era la increíble agilidad de que hacían gala. 
En efecto, cuando las tropelías se sucedieron en demasía, la policía comenzó a tender los cercos con vistas a capturarlos. Pero esto sólo evidenció la habilidad de que eran poseedores, pues sus escapes de redadas prácticamente perfectas eran impresionantes. En ocasiones, se afirmaba que uno de estos seres había sido rodeado en un terreno baldío, aparentemente escondido entre los matorrales, pero cuando treinta o cuarenta hombres cargaron sobre ese punto se encontraron con la sorpresa de que el ente se había esfumado. 


A medida que pasaba el tiempo las apariciones se multiplicaron. Lo que dio la pauta de que se lidiaba con un número significativo de seres –se habló de hasta un centenar– era que en una misma noche eran múltiples las observaciones en puntos muy alejados. Los vecinos, al observar la impotencia policial, comenzaron a tomar sus propios recaudos, se armaron, y la emprendieron a tiros con todo bulto que se moviera en la noche. 
Algunos de estos casos son interesantes. En una ocasión, por ejemplo, una familia escuchó aterrada cómo algo golpeaba y arañaba su ventana. Sus gritos alertaron a algunos vecinos, quienes salieron a la calle con tiempo de observar cómo una delgada silueta peluda y negruzca ganaba la oscuridad. Dos de estos observadores estaban armados, por lo que se echaron en persecución del ser, disparándole a distancias no superiores a cinco metros. Dos veces, según los testimonios, el ente cayó al suelo por el impacto de los balazos pero en ambos casos se levantó y continuó corriendo como si nada le hubiese afectado. 
Corría 1985 y por ese entonces me encontraba yo dictando cursos para varios alumnos que tenía en la zona, por lo que no pude permanecer ajeno a los hechos. Consulté a la policía local, pero ante la imposibilidad de obtener mayor información (había, según me informaron, órdenes expresas de que ningún civil participara en las redadas, aun en el caso de que fuese periodista o investigador) me resigné a enterarme de más por los canales convencionales. El tiempo, sin embargo, me reservaba una sorpresa. 
Un hecho sugestivo que ocurría en la zona por ese entonces era el desmesurado incremento de lo que la gente del lugar llamaba “posesiones”. Sacerdotes católicos, pastores evangelistas y oficiantes umbandistas (que en el lugar pululan) recibían una media muy superior a lo normal de solicitudes diarias para exorcizar personas o viviendas. 
Creía yo entonces que el fenómeno de los “hombres gato” se debía quizás a un grupo bien organizado y entrenado de individuos que buscaban aterrorizar esos parajes con fines desconocidos. O quizás no tanto: había recibido informaciones de buena fuente de que en las cercanías del epicentro del fenómeno se habían instalado recientemente varios “terreiros” de una nueva agrupación de Umbanda cuyos integrantes directivos acababan de llegar de la hermana república del Uruguay. 
Incluso se me acercaron –atemorizados– testigos de extraños ritos en bosquecillos aledaños a los centros poblados como, por ejemplo, el llamado “Monte de los Curas” en San Francisco Solano. Y como el “exorcismo” –adecuadamente arancelado– era el negocio principal de esta gente, pensaba yo que todo muy bien podía deberse a una táctica genialmente montada con miras a asegurarles dividendos por largo tiempo. 
Pero entonces ocurrió algo que me obligó a cambiar mis puntos de vista. Una de estas familias con “poseídos” en su seno, a quienes les fui recomendado, requirieron mi opinión. En este caso debía ocuparme de una niña, hija de los dueños de casa que todas las noches, exactamente a las dos de la mañana comenzaba con sus crisis caracterizadas por gritos ininteligibles, llanto, convulsiones y taquicardia. Los médicos y un psiquiatra consultados habían arriesgado los diagnósticos convencionales, pero hasta ese momento habían fracasado en la terapéutica. De allí, la intención de los directos afectados en consultar a un parapsicólogo. 
Así es que una noche decidí montar guardia en la vivienda de la familia "C." (guardo reserva sobre sus nombres por su expreso pedido) junto a los padres de la muchacha y otros dos hombres, tíos de ésta. A las once de la noche la niña se dirigió al humilde dormitorio y concilió rápidamente el sueño. Los demás, en tanto, permanecimos en la cocina, conversando, bebiendo café y turnándonos en vigilar a la aparente afectada. 
A medida que nos acercábamos a las dos de la mañana la tensión, aunque disimulada en los comentarios, indudablemente iba en aumento. Exactamente a las dos, la niña comenzó a gritar. Y en tropel nos dirigimos los cinco al dormitorio. 
Elena (uso su nombre de pila) dormía y gritaba en sueños. Pero mi atención fue capturada en realidad por lo que ocurría fuera de la casa o, mejor dicho, sobre ella; en el techo se escuchaban pesadas pisadas como si un hombre caminara en círculos. Uno de los hombres corrió a buscar un arma, mientras los demás hicimos lo propio hacia la única ventana de la habitación. 
En aquel momento, “eso” (lo que fuera) aparentemente se dejó caer desde el techo al suelo, frente a esa pequeña ventana y muy cerca de ella; tan cerca que yo mismo, circunstancialmente a la cabeza del grupo, sólo vi una sombra que cubría las estrellas –lo único visible en una noche oscura como la tinta– y un gran cuerpo peludo cubriendo la misma. 
Mi reacción fue absolutamente instintiva: diez años de práctica en artes marciales hacen que muchos reflejos sean condicionados y ante el peligro el instinto de huída se transforma en un instinto de ataque: me tendí hacia delante, descargando con mi puño izquierdo un golpe sobre ese torso oscuro. Hoy, en situación de frío observador, entiendo que lo mío fue una estupidez. 


Lo cierto es que bajo mi mano sentí una sensación repugnante; era un cuerpo muy frío, mucho más de lo que su presunción de mamífero daba a suponer, increíblemente blando; en este sentido la imagen táctil más aproximada que puedo dar es una bolsa de cuero rellena con gelatina. Las cerdas eran duras, y casi perpendiculares a la piel, o al menos así me pareció. Sorpresivamente, el ser se desplazó hacia una esquina de la casa, de forma que al asomarnos por la ventana ya le habíamos perdido de vista. 
Salimos a la carrera. Yo me asomé por la ventana, pero el verdadero barrial que rodeaba a la vivienda –hacía varios días que llovía intermitentemente– no permitía distinguir huella apreciable alguna. 
En ese momento comprendí que, fuese lo que fuera el extraño ser, estaba estrechamente ligado a los pensamientos de Elena y, quién podía dudarlo, nadie podía estar tranquilo respecto de su seguridad. 
Pero hay algo más. En esos días, pobladores de la zona completamente aterrorizados y desilusionados por los fracasos en la investigación policial comenzaron a solicitar en gran número el apoyo de profesionales en parapsicología, buena parte de ellos provenientes de localidades muy alejadas del epicentro de los hechos (lo que invalida la suposición de que los propios colegas zonales incentivaran los rumores con fines monetarios). 
Me consta que muchos de ellos también interpretaron a los “hombres gato” como subproducto o consecuencia de actividades goéticas (obsérvese que tenían, morfológicamente y en cuanto a sus conductas, gran parecido a súcubos, los demonios medioevales que se materializaban para atacar sexualmente o perturbar la paz espiritual de los hombres): la violenta desaparición de los fenómenos unos días más tarde, casi tan violenta como fue su irrupción en las vidas de estas gentes sencillas, me ha convencido de que fue el esfuerzo psíquico conjunto de un número grande de entrenados expertos lo que puso fin a esta pesadilla.
 









Seguramente ustedes no creerán en nada de esto.
¿Verdad? ja ja ja


¡Hasta la próxima!

Mermarce




Extraído de internet.

miércoles, 11 de enero de 2017

"El chajá" -Conociendo las aves de América-



El chajá o chajá común (Chauna torquata), es una especie de ave del orden anseriforme de la familia Anhimidae que habita en buena parte del sur y centro de Sudamérica. Tiene gran tamaño, unos 75 cm de pico a cola, y se considera un símbolo de las pampas. Es miembro de una familia de aves exclusiva de América del Sur y está emparentado con los cisnes y los gansos, aunque a primera vista no se parece a ninguno de los dos grupos.


A pesar de ser pariente de un orden característico de aves acuáticas, tiene un aspecto más parecido a galliformes y gruiformes, como pavosavutardas, sisones etc, con los que no están emparentados. Se debe a convergencia evolutiva al compartir hábitos principalmente terrestres. Los chajás son aves asociadas con ambientes secos abiertos, como estepas o praderas. Según algunos autores, deberían clasificarse en un orden propio.
El cuerpo parece una especie de pavo con cresta, pico pequeño y afilado y una especie de collar en el cuello. Las patas son robustas y largas, de color rosado, y la parte de alrededor de los ojos es rojiza. Vive en parejas y en ocasiones en grupos de alrededor de cien individuos.

Pueden nadar como lo hacen las palmípedas, aunque es más común que caminen sobre la vegetación acuática sin mojarse mucho.
En la parte anterior de cada alas tiene un espolón de unos 2 cm de largo en los adultos, que rara vez utiliza para atacar o defenderse. Puede defender a sus pollos, aunque estos suelen permanecer inmóviles para pasar inadvertidos. Los padres emplean un grito de alarma que produce que las crías escapen. El nombre indígena del guaraní, chajá (escapa), hace referencia a este hábito.

Es un ave herbívora, que se alimenta preferentemente de brotes verdes y plantas blandas. Es perseguido por los agricultores y rancheros al considerarlo una amenaza para las gramíneas forrajeras que conforman el pasto, los cultivos y los cereales de invierno en su época de implantación.

Pueden ser vistos planeando a gran altura o cerca de lagunas y estanques. Come materia vegetal vadeando aguas someras, y su nido es una gran plataforma de juncos donde pone hasta 6 huevos.
Se encuentra en zonas por el noreste de Argentina, en todo el UruguayParaguay, y partes de BrasilPerú y Bolivia.

El nombre más usual de esta ave (chajá) proviene del guaraní y en tal idioma significa ¡vamos! o ¡escapa!, aunque procede de una deformación de la onomatopeya del grito de estas aves cuando se ven sorprendidas, de este modo avisan a las otras de su especie en la cercanía para que huyan del posible predador. En Bolivia se le conoce con el nombre de tapacaré.

Es un ave sumamente apreciada por su carne, similar a la de la gallina pero de sabor más fuerte. Dado su estatus de especie no amenazada, su caza es legal en la Argentina, aunque hay zonas donde la población se ha reducido considerablemente, como en el sur de la provincia de Corrientes.

Cuenta la leyenda, que en las llanuras argentino-bolivianas dos indias, estaban lavando ropa en una laguna, y de repente apareció un mendigo pidiéndoles un vaso de agua porque tenía mucha sed, y entonces las dos indias malas, le dieron al mendigo el agua con jabón, resultando ser este mendigo Dios, entonces él les dijo: Desde entonces ustedes ahora serán unos pájaros con una carne inservible, y su sangre será espumosa, como el agua con jabón que me dieron, ese será su castigo por lo egoístas que fueron.


Aprendiendo un poco sobre parte de la fauna americana. 






Texto e imágenes extraídas de internet.