sábado, 31 de diciembre de 2016

Fin de año en el mundo Nª 5

AUSTRALIA

Happy New Year

A los australianos les gusta recibir el año con ruido. Cuando el reloj marca la medianoche, por doquier empiezan a oírse silbidos, claxons de coche, palmadas y campanas de iglesia.
El 1 de enero, día festivo para ellos, suelen celebrarlo en el campo o en la playa con picnics, rodeos y competiciones de surf. Y es que la Navidad les pilla en plena época veraniega.

Año Nuevo en África

EGIPTO

Colo Sana Wintom Tiebeen

En El Cairo conservan una antigua costumbre, según la cual el año empieza cuando aparece en el cielo la nueva luna creciente. Muchos cairotas acuden a observar la noche desde la mezquita de Alabastro, en lo alto de la ciudadela que domina la ciudad. Cuando sale la luna y el líder religioso proclama oficialmente el cambio de año, la gente acude a sus casas a celebrarlo con sus familias. En Año Nuevo todos llevan vestidos especiales; incluso las mujeres, que suelen vestir de negro, pueden llevar colores vistosos ese día.

SURÁFRICA

Gelukkige Nuwe Jaar

Los surafricanos hacen sonar las campanas de las iglesias y disparan salvas al cielo para saludar la llegada del nuevo año. En algunas partes del país, esta fiesta se celebra con aires de carnaval: la gente se disfraza y sale a la calle dispuesta a divertirse y bailar al ritmo de los tambores.

Año Nuevo en América

ARGENTINA

Feliz Año Nuevo

La tradición manda despedir el año con fuego. Por una parte están los cohetes y demás elementos pirotécnicos; por otro lado, los muñecos de madera, tela y papel, que los argentinos construyen con la mejor de las intenciones pese a saber que acabarán siendo pasto de las llamas. Y es que quemar estos muñecos es un rito purificador, una forma de deshacerse de todo lo malo que trajo el año que acaba.

BRASIL

Feliz Ano Novo

El Año Nuevo brasileño guarda una estrecha relación con el mar. La gente acude a las playas a ver los fuegos artificiales; algunos visten de blanco o saltan por encima de siete olas porque creen que eso les dará suerte, y también lanzan flores al agua mientras piden un deseo. En Copacabana, las filhas do santo (sacerdotisas africanas) encienden velas y echan al mar barquitos cargados de regalos y flores. Que el mar se los lleve es un presagio de buena fortuna para el año que empieza.

COLOMBIA

Feliz Año Nuevo

El 31 de diciembre, los protagonistas en Colombia son los agüeros. O lo que es lo mismo, una serie de "recetas" populares destinadas a cargar las pilas con energía positiva para el año que empieza. Las hay para todos los gustos: recibir la medianoche de pie, por ejemplo, para tener suerte y salud; dar un portazo cuando suenan las doce para alejar de la casa a los malos espíritus; besar en primer lugar a una persona del genero opuesto para obtener buena fortuna...

ESTADOS UNIDOS

Happy New Year

Si hay una Nochevieja típicamente norteamericana, ésa es la de Times Square en Nueva York. Por lo menos, és la más popular. Los neoyorquinos se concentran en esa céntrica plaza varias horas antes de la medianoche, aunque el momento cumbre de la fiesta llega con las doce campanadas. La bajada de la famosa bola de cristal desde lo alto de un emblemático edificio marca el comienzo de los fuegos artificiales, el confetti, los juegos de luces y los gritos de alegría.

MÉXICO

Feliz Año Nuevo

Los mexicanos cantan, bailan y se divierten hasta altas horas de la madrugada para despedir el año. Como en todas partes. Claro que ellos combinan estas celebraciones con algunas tradiciones peculiares. Hay quien acostumbra a barrer la casa esa noche para que el nuevo año sólo traiga suerte "limpia". Otros aseguran que pasearse esa noche con una maleta favorecerá los viajes en los meses siguientes. Otros insisten en llevar ropa interior roja para hallar el amor...

VENEZUELA

Feliz Año Nuevo





Nochevieja es el momento perfecto para que los venezolanos estrechen lazos de amistad con quienes les rodean. Y nada mejor que la "hallaca", un plato especial que ellos mismos preparan, para demostrarlo: regalarla es una forma de desear buena suerte para el año que llega. También es costumbre escribir los deseos en una carta que, ya en enero, cada uno quema para asegurarse de que nadie más pueda leerla.








Fuente
Publi boda

viernes, 30 de diciembre de 2016

Fin de año en el mundo 4

ISRAEL

Shannah Tovah

El Año Nuevo judío se llama Rosh Hashanah. Varía de fechas cada año, pero suele tener lugar en septiembre u octubre. Ese día está prohibido trabajar. Los judíos acuden a la sinagoga a rezar, y después vuelven a casa para celebrar una comida especial. Es costumbre tocar el "shofar" (un cuerno de carnero) y comer manzanas untadas con miel para conseguir que el año que llega sea dulce.

JAPÓN

Akemashite Omedetô

Nada de 12 campanadas. Hasta 108 veces tañen las campanas de los templos japoneses para conmemorar la llegada del nuevo año. Se trata de una tradición cuyo objetivo es liberar del mal el período que empieza: cada campanada hace referencia a un deseo terrenal que hay que mantener alejado. Las casas se decoran con hojas perennes y bambú, símbolos de vida eterna y honestidad. Dicen también que los japoneses empiezan el año riendo porque creen que eso trae buena suerte.


TAILANDIA

Sawatdii Pimaï

El Año Nuevo tailandés se llama Songkran y dura tres días, del 13 al 15 de abril. La gente se lanza cubos de agua unos a otros con el deseo de atraer lluvias abundantes para el año siguiente. También se aprovecha para lavar bien todas las estatuas e imágenes de Buda. Otra costumbre para obtener buena suerte es liberar pájaros de sus jaulas o peces de sus peceras echándolos al río.


TIBET

Tashi Délek

Los tibetanos pasan los dos últimos días del año que termina preparando la llegada del nuevo. Durante el Gutor (así se llama ese período) limpian las casas de cabo a rabo, encienden antorchas y hacen explotar petardos para mantener a los malos espíritus alejados del hogar. También acuden a los monasterios a llevar ofrendas a los monjes. Durante los dos primeros días del nuevo año (llamado Losar) comparten comidas y regalos con la familia, honran a sus dioses y visitan a sus amigos.

VIETNAM

Chuc Mung Nam Moi

Los vietnamitas preparan a conciencia la llegada del nuevo año: limpian su casa de arriba abajo, sacan brillo a la cubertería de plata y saldan todas sus deudas. El último día suelen plantar un bambú o un árbol similar en el patio de su casa y lo decoran con campanas, flores y serpentinas rojas para protegerse de los malos espíritus. También están muy atentos a quién es la primera persona que entra en su hogar el primer día del año, ya que traerá suerte y riqueza a la familia en los meses siguientes.









Fuente
Publi boda

jueves, 29 de diciembre de 2016

Fin de año en el mundo 3

RUSIA

S Novim Godom

Para los niños rusos, el Año Nuevo viene a ser como la Navid
ad para la mayoría de los niños europeos. Y es que ese día pasa por sus casas el Abuelo del Hielo, una especie de Papá Noel autóctono que recorre el país repartiendo dulces, juguetes y muñecas matriuskas. Para conseguir estos regalos, los niños suelen bailar alrededor del árbol navideño y recitarle poemas al Abuelo del Hielo. 


Año Nuevo en Asia y Oceanía

CHINA

Xin Nièn Kuai Le

El Año Nuevo chino llega en febrero; la fecha exacta la marca el calendario lunar. Es la fiesta más popular del país, y también la más larga, ya que dura nueve días. El objetivo es obtener suerte, salud y felicidad para el nuevo año: antes de comenzar las celebraciones, la gente limpia sus casas a conciencia dispuesta a eliminar cualquier resto de mala suerte del año que termina. En las calles hay bailes de dragones e infinidad de fuegos artificiales y petardos para alejar a los malos espíritus.


COREA

Seh Heh Bok Mani Bat Uh Seyo

Tradicionalmente, los coreanos celebran el Solnal, el primer día de la primera luna del nuevo año. Cuenta la leyenda que quien se quede dormido la última noche del año amanecerá con las cejas blancas al día siguente; así que esa noche todos permanecen despiertos y encienden las luces en cada habitación. Al día siguiente se dedican a combatir los malos espíritus: limpian la casa a fondo y queman ramas de bambú porque creen que su ruido al crepitar les asusta.


INDIA

Nav Varsh Ki Subhkamna



El Diwali, o Festival de la Luz, indica el comienzo del nuevo año en la India. Tiene lugar entre octubre y noviembre y dura cinco días. Aunque cada región lo celebra a su manera, en todas partes la luz juega un papel esencial: infinidad de lamparitas de aceite decoran casas, templos y jardines, simbolizando la victoria del bien sobre el mal y mostrando el agradecimiento de la gente por todo lo bueno que hay en sus vidas. Los fuegos artificiales y los petardos también son habituales en esta
celebración.






Fuente
Publi boda

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Fin de año en el mundo 2

ESPAÑA

Feliz Año Nuevo

No importa dónde o con quién te pille la Nochevieja. Para los españoles, lo que más cuenta es lograr zamparse doce uvas al ritmo de las doce campanadas que indican la llegada del nuevo año.

Y es que la tradición asegura que quien complete la operación sin atragantarse tendrá suerte en los doce meses siguientes. Lo mismo creen los portugueses... Como acompañamiento, una copita de cava para brindar por el Año Nuevo y ayudar a pasar mejor las uvas.



FRANCIA

Bonne Année

En Nochevieja, infinidad de parisinos salen a la calle para despedir el año. El lugar de concentración por excelencia son los Campos Elíseos: desde el Arco de Triunfo a la plaza de la Concordia, la famosa avenida queda atestada de gente dispuesta a recibir el 1 de enero con una buena botella de champagne. Los que se quedan en casa lo tienen más fácil para seguir la tradición: a medianoche hay que besarse y abrazarse bajo una rama de muérdago para conseguir buena fortuna en el año que llega.


INGLATERRA

Happy New Year

Pasar la Nochevieja en Londres presenta varias opciones: unos se concentran para despedir el año en Trafalgar Square o Piccadilly Circus; otros prefieren acudir ante el Big Ben para entrar en el nuevo año al ritmo de sus campanadas. A medianoche, la gente entrelaza sus brazos y todos a una entonan una antigua canción llamada "Auld Lang Syne". Al día siguiente, muchos niños se levantan pronto y se lanzan a las calles para deleitar a los vecinos con sus canciones a cambio de monedas o caramelos.


ITALIA

Felice Anno Nuovo




Los italianos inician la "notte di Capodanno" con una tradicional cena en la que las lentejas son plato imprescindible si se quiere tener un año nuevo repleto de buena fortuna. Esa noche, muchas mujeres reciben como regalo lencería roja, que supuestamente les traerá suerte en el año que llega. Y en algunos lugares como Roma y Nápoles es costumbre también lanzar trastos viejos por la ventana: es una forma de terminar con el pasado y expresar el deseo de empezar una nueva etapa con buen pie.








Fuente
Publi boda

martes, 27 de diciembre de 2016

Fin de año en el mundo 1

AUSTRIA

A Guads Neichs Johr Olle Mitanand

Los austríacos despiden el año lanzando fuegos artificiales, bebiendo champán, tirando confetti o serpentinas, repartiendo besos... En definitiva, suelen hacer lo mismo que la mayoría de los humanos en Nochevieja.
Si algo les hace diferentes, especialmente a los vieneses, son el típico Vals de Año Nuevo y el Concierto de Strauss que la Filarmónica de Viena ofrece puntualmente cada 1 de enero.


DINAMARCA

Godt Nytår

Romper la vajilla no debe de estar mal visto en Dinamarca, por lo menos el día de Año Nuevo... Los daneses suelen aprovechar esa fecha para demostrar a sus seres queridos cuánto les aprecian. Y lo hacen lanzando ante sus casas los platos viejos que han ido acumulando durante el año.

El número de buenos amigos que uno tenga será proporcional al montón de platos rotos que encuentre en su puerta.

ESCOCIA

Bliadhna Mhath Ur

El año nuevo o Hogmanay se celebra de forma peculiar en algunas poblaciones escocesas: los lugareños prenden fuego a un barril y lo hacen rodar por las calles envuelto en llamas; dicen que con ello permiten la entrada del año.

En Escocia existe también una tradición llamada "first footing", según la cual la primera persona que entre en una casa el primer día del año determina la suerte de la familia durante los meses siguientes. Para tener fortuna debe ser un hombre moreno, y mucho mejor si es guapo.





Fuente
Publi boda

lunes, 26 de diciembre de 2016

Navidad por el mundo: "Alemania"

Alemania

Glückliches Neues Jahr (Feliz Año Nuevo)

En la época navideña, Alemania guarda una serie de celebraciones y fiestas costumbristas que suelen prepararse para estas fechas tan especiales. Como era de esperarse, los más beneficiados son los niños, quienes reciben regalos y hornean galletas de navidad.



La tradición dicta dos etapas claves que se desarrollan en el mes de diciembre: la primera de ellas tiene que ver con la decoración del hogar, con adornos y detalles navideños como el Árbol de navidad.
En segundo lugar está la preparación de galletitas navideñas, un emotivo encuentro entre niños donde se imparte una clase para hornear galletas. Para ello, los pequeños llevan un delantal y los ingredientes necesarios para la elaboración de postres con distintas figuras. Finalmente, estas galletas son compartidas entre ellos y con su familia.

Otra actividad tradicional en Alemania con los “Christkindlesmarkt” o mercadillos navideños. Estos mercados se realizan en casi todas las ciudades de este país y en ellas podemos encontrar interesantes propuestas de artículos, recuerdos y artesanías a base de pieles o lanas. Además de encontrar ofertas de degustación de vino caliente, chocolate espeso, dulces y otros.

Adviento en Alemania

Una fiesta tan ceremonial como la navidad no puede estar ajena al “calendario de Adviento”, que representa el tiempo de espera al 25 de diciembre, día en que se rinde homenaje al Niño Jesús y se comparte en familia la cena de Nochebuena. Los calendarios de Adviento (también llamado Adventskranz) están marcados por un mensaje de peregrinación que se comparte cada día antes de la fecha central.

Estos calendarios son unas cajas decoradas que llevan una especie de ventana donde aparece cada día del mes hasta el número 24. Con el paso de cada día se van abriendo las mismas y podemos ver las imágenes que hay dentro, siendo cada imagen de una escena que representa la navidad.



Los alemanes despiden el año viejo brindando en honor a San Silvestre, y reciben el año nuevo con petardos y fuegos artificiales que pretenden ahuyentar a los malos espíritus. Cuenta la tradición que es costumbre dejar en el plato, hasta después de la medianoche, algunos restos de lo que se haya cenado, como una forma de asegurarse una despensa bien surtida durante el año siguiente.





Extraído de la página
Viaje Jet


viernes, 23 de diciembre de 2016

El Cristo que sonríe... de Macema

En un lugar cualquiera de Argentina.
Son las 23,10 hs de un 23 de diciembre del año en curso...

El hombre llega a su casa cansado de trabajar en el frigorífico, y se desploma sobre una silla.
Toma el control remoto de la tele, la enciende y se levanta caminando hacia la heladera en busca de “algo para masticar”. Al abrir la puerta del artefacto se da cuenta de que se quemó la lamparita en su interior lo que le da un aspecto casi cómico a la situación. Busca una linterna, pero al intentar encenderla se da cuenta que no tiene pilas.
Suspira hondo, hace crujir sus dedos y comienza a tantear dentro a ver que encuentra. Primero mete las manos dentro de un bowl con sopa, que no recordaba que estuviera allí. Luego el botellón de agua, que se le resbala entre los dedos rompiéndose y mojando el piso y parte de sus únicos zapatos y pantalones.
Mira hacia el techo intentando que su mirada sea como la de Superman, para llegar hasta el cielo y poder preguntarle al Supremo, ¿Qué más? Pero muy pronto se da cuenta de que no es el super héroe y solo le queda la pregunta sin respuesta en su mente.
Vuelve a respirar más profundamente que antes y con mucho cuidado junta los vidrios y seca el desastre que sin querer había producido.
Llena la pava pensando, voy a tomar unos mates con un pedazo de pan y me acuesto. Mañana será otro día.
Quiere encender la cocina, y el gas se niega a aparecer...
Cierto,  se olvidó de pagar la última factura y seguro se lo cortaron. (Los de la compañía de gas unos insensibles, él eligió comer en lugar de pagar el gas, pero no lo entendieron)

Toma una silla y sale al patio y se sienta teniendo por compañía a su perro Timoteo y la luna que fríamente lo envolvía con su luz blanquecina atenuada por un cielo nublado.
Largo rato estuvo, hasta que el agotamiento lo venció.

Casi arrastrándose llegó hasta su cama, en un cuartucho de paredes descascaradas por la falta de mantenimiento y encendió el velador, que casi de lástima, dejó que un hilo de luz rasgara un poco la densa obscuridad que daba frío, a pesar de los 28° que hacía afuera, era el frío de la impotencia y la soledad. Se sienta con cuidado en el camastro, que seguro conoció tiempos mejores, y escuchó el quejido de la vieja estructura de madera que apenas sostenía,  lo que quedaba de colchón,  que estaba tan aplastado , que si lo revisaban a la mañana, seguro tendría marcados los elásticos de la cama en su cuerpo.

El sueño lo devoró y mientras su cuerpo convulsionaba por las pesadillas, fue pasando la noche.
Lo despertó el canto de un ruiseñor y un rayo de sol que le daba justo en el rostro. Se sacó la ropa y se pegó una ducha fría, que rápidamente lo puso en órbita.
Luego se vistió con su ropa de trabajo y lavó la que se había sacado, la tendió y recordando el calentador eléctrico, calentó agua y mateó, comiendo el viejo pan que había quedado de unos días atrás. El aire fresco lo reanimó, su perro, tan flaco como él, echado a sus pies, masticaba su parte del desayuno, mientras lo miraba con ese cariño que brota de muy adentro. Daba la sensación de que comprendía lo que pasaba por su interior.
Luego, salió a la calle pensando,  ¿que le podría regalar a su hijo en estas fiestas inminentes?
No tenía casi nada de plata, lo justo para comer un poco una vez por día, el trabajo iba de mal en peor y le daban vales por pequeñas cantidades, aduciendo que era asi o los despedían porque había bajado mucho la venta, y los márgenes eran tan reducidos que estaban haciendo el mayor esfuerzo para conservarles la fuente laboral.
Ya era 24 de diciembre. Caminó sin rumbo fijo, parándose en cada vidriera donde veía juguetes, pero al observar los precios, seguía caminando pensando en la gran injusticia en el mundo, “unos tanto y otros nada”, pero pronto desapareció esa sensación y se dijo que cada uno era artífice de su propio destino. Quizá él había fracasado, si hubiera seguido estudiando, si no hubiera renunciado a ese trabajo tan bueno que tenía, si hubiera ahorrado...etc
Tarde para lamentos. Y siguió andando. 

En su deambular pasó por la capillita del lugar y sin darse cuenta se encontró dentro de ella, estaba vacía, su respiración agitada y el latir de su corazón parecían multiplicados en intensidad, tal vez por la acústica del lugar, tal vez por el silencio.
Se sentó y su mirada buscó el Cristo que estaba en la cruz, juraría que tenía los ojos abiertos y lo miraba con amor y misericordia, y por primera vez desde su divorcio, sintió paz, y dentro de su pecho se desató el nudo que lo ahogaba y comenzó a llorar muy suavemente durante mucho tiempo. Luego, secó sus lágrimas y se levantó, dando gracias, y juraría que la imagen de Jesús, le sonreía, como diciéndole, adelante, vos podés, dentro tuyo está la fuerza del amor, no llores más, lucha y lo lograrás.

Una ténue sonrisa se dibujó en la comisura de de sus labios. Algo había cambiado en su interior.
Camino a su casa escucha su nombre, Pedro, Pedro, gira la cabeza y ve a Carlos, un viejo amigo de la infancia. Luego de un largo y fraternal abrazo, éste le dice.
-Llegué hace un rato de Francia, y vine a hacerme cargo de las bodegas de papá en Mendoza, el viejo trabajó mucho y quiere dedicarse a viajar por el mundo. Entonces pensé que necesitaría alguien de confianza como vos para que me ayude, porque eras muy bueno con los números y quiero que vengas a trabajar conmigo.
Buena paga, buenos horizontes, casa y un montón de posibilidades.
Pedro no pudo hablar, solo lo abrazó de nuevo  y balbució un si, acepto.
-Carlos siguió, te dejo unos pesos para que puedas renovar tus pilchas, te pongas al día con tus deudas y a partir del 7 de enero, nos vamos para la bodega. Disfrutá estas fiestas, que nos espera mucho trabajo.
Se despidieron y Pedro miró el montón de plata que le había dado su amigo. 

El sol brillaba con una intensidad como hacía mucho él no veía, el cielo de un azul intenso, daba la sensación de un mar inmenso que lo estaba cubriendo y una nube viajera,  dejó caer unas frescas gotas de agua sobre su cabeza, como si un ser invisible lo bendijera.
Y se sintió fuerte, optimista, mandaría el telegrama de renuncia ya, podría comprarle el regalo a su hijo, ese trencito a pilas que tanto deseaba, y...
De pronto se encontró otra vez en la puerta de la capillita y entró, para dar gracias por lo recibido.
Buscó afanosamente con la mirada el Cristo, pero no lo vió, tan solo  había una marca en su lugar que daba testimonio de que alguna vez había estado colgada una cruz.
Escuchó un buen día hijo, Dios te bendiga, era el viejo cura Gregorio, que lo saludaba.
-Buen día padre, Dios lo bendiga a usted. Y la pregunta quemó sus labios al hacerla, ¿y el Cristo que estaba hace una hora allí?

-¿El Cristo? Pedro, hace 20 días se lo llevaron para restaurarlo, después de que se cayó cuando lo estaban limpiando. Creo que mañana lo tendremos para la misa de Nochebuena.
Cayó de rodillas dando gracias y entre las lágrimas que brotaban de sus ojos agradecidos, él jura que al mirar hacia el lugar, vió al Cristo que le volvía a sonreir.



Dios los bendiga 


10/12/2016

miércoles, 21 de diciembre de 2016

"Alegría Intensiva cantó en Htal. Elizalde 2016"

Navidad, la Fiesta del Amor. “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”
Como se hace habitualmente en el hospital, el día 13 de diciembre de 2016 nos reunimos alrededor del Árbol de Navidad para recordar el nacimiento de Jesús.
Fue un encuentro ecuménico porque participamos de la fiesta gente de diferente Fe. Los había católicos, agnósticos, judíos, evangélicos, unidos por el Amor y el deseo de darnos las manos con el afán de aportar a la construcción de un mundo mejor.
Como es costumbre, el padre Cristian Ramírez impartió la bendición y compartió con el pastor Guido Bello que los niños presentes saludaran al Niñito Jesús, que previamente se había colocado junto al Árbol.
Invalorable la presencia de “Los Payasos de Hospital de Alegría Intensiva”, con la coordinación de Silvina Sznajder. La interpretación de los villancicos haciendo cantar a quienes esperaban en la sala de los Consultorios Externos; la gracia y la alegría en sus movimientos; el permanente darse a los niños con su actuación tan profesional.

Pequeña muestra del deseo de que en esta época tan cercana a nuestros sentimientos, el Espíritu Navideño renazca en nuestros corazones.















Muchas gracias y Felicidades.
¡Qué el Niño Dios los bendiga!


domingo, 18 de diciembre de 2016

Voz en el desierto...de Don Pedro Benitez

Nuevamente acudimos a la inspiración de quien di en llamar, "El Poeta de Dios", por contener cada una de sus poesías un mensaje de amor, de paz, de unidad y de luz divina. Dándole nuestras eternas ¡Gracias! de su libro "Siempre habrá luz", les dejamos:

"Voz en el desierto"

"En aquellos días se presentó Juan el Bautista predicando en el desierto...
Una voz grita en el desierto..."
                                                La Biblia

Don Pedro Benitez y su Sra esposa Isolina

Políticos gobernantes,
políticos de oposición...

¡Basta ya de partidismos,
de soberbia y ambición,
y piensen más en sus pueblos
y en la paz de la nación!

No lucren con la justicia,
no abusen de la creación.
Escuchen más la conciencia,
acérquense más a Dios.

Porque aunque parezca utópico,
llegará el momento cuando
una nueva vocación
reemplace con sus valores
la antigua improvisación...

Y el pueblo y la democracia,
unánimes y a una voz,
han de hablar y obrar pensando,
libres, sin apuntador...
Asistiendo a los que sufren
violencia, hambre, dolor...

Para volver al camino
de la reconciliación,
olvidando los agravios,
dando lugar al perdón.

Y a la luz de la justicia
de la verdad, del amor,
recordar, arrepentidos,
que hay un solo mediador
en Quién, entre odios y burlas
con su vida, abrió caminos
en el desierto, y aún sigue
abriéndolos hacia Dios.



Qué el Niño Dios llene de amor
vuestros corazones y los hermane
y bendiga en Él.
                                                   

jueves, 15 de diciembre de 2016

Una nube me contó... de "Sofiama"

Con el permiso de mi querida amiga Sofiama, comparto con ustedes esta bellísima narración que pone un toque de esperanza a los corazones abrumados.
Extraordinaria poetisa y escritora, autora de hermosos cuentos y poemas, en cada uno de los cuales nos deja su canto a la vida. Busquenla en La página de los cuentos, y en you tube.
Gracias una vez más Sofiama y Muchas Felicidades!!!
************************************************************************

Una nube me guiñó el ojo y exclamó: lo que estás escuchando es el canto de las estrellas sobre la tierra. Esos astros difundieron tus deseos y han suplicado a las nubes que llueva sobre los caminos ensombrecidos por las penas. Rogaron que esparciéramos gotas encantadas para que nacieran jardines de esperanzas sobre esas sendas; y así, los huérfanos de amor, que deambulan por las calles, escuchen la canción que brota de los pétalos mitigando el vacío de sus almas. 

La nube luego me contó que las olas de los mares barrieron los rastros de tristezas acumulados en esos seres por los largos años de espera y me dijo –además- que mientras lo hacían, un silbido de ilusiones humeaba de las estrellas y que cuando ese silbido arrullaba a los mares, las sirenas danzaban contemplando el cielo. 

La nube, antes de partir, agregó que aquellos pájaros que volaban a la distancia, traían sobre sus alas el amor infinito que cobijaría los hombros de los enamorados cuando llegase el otoño.