martes, 28 de septiembre de 2010

"Poemas" por: "Carolina Porco"

♥♥♥ ♥♥♥ ♥♥♥





De cara al sol

Le sonreímos a la música,
Reímos sostenidos.
Charlamos y silenciamos,
Entre cometas y aviones.
Entre amaneceres posados en el muelle,
Entre colores revoloteando,
Y también atardeceres.
Del norte un aire puro,
Domingos y abrazos,
Del sur un aire distinto,
Domingos besados,
Y también abrazados.
Detenidos sin objetivo,
Sin un sentido.
Pero al fin sintiendo,
Viviendo.



♥♥♥ ♥♥♥ ♥♥♥


Rezo


Silencia mi alma
Que espera
La luz del día
El brillo del sol,
Refleja en mis mejillas
Que no cesan de reír y sonreír
Por esta felicidad latente
Que es imposible cubrir
Desde lo alto,
Ves alzar mis brazos
E implorando que este instante de vuelo
Dure una eternidad.





viernes, 24 de septiembre de 2010

Florence Nightingale por: Ricardo Alberto Casco

♥♥♥ ♥♥♥ ♥♥♥
Hoy, con alegría, le damos la bienvenida a un nuevo integrante de "Cunamoryvos", Ricardo A. Casco, enfermero de nuestro querido Hospital Elizalde, mano de oro para cumplir con su tarea y
desde hoy uno más en esta hermosa lucha por lo social, lo cultural y lo solidario.
♥♥♥ ♥♥♥ ♥♥♥
La Dama de la Lámpara

Florence Nightingale

“Luchando a brazo partido contra la intransigencia machista de los médicos del ejercito inglés de la segunda mitad del siglo XlX, esta valiente mujer apodada la “Dama de la Lámpara” no sólo revolucionó los procedimientos de salubridad en los hospitales, sino que creó además un método estadístico para estudiar su efectividad. Todo un ejemplo de pasión, compromiso y lucha por La vida”
Ningún vecino de la bella Florencia de mediados de 1820 hubiera podido predecir que la beba nacida en el adinerado hogar de los Nightingale revolucionaria en pocos años una profesión que hasta entonces estaba sometida a un plano casi doméstico: la Enfermería.
Florence Nightingale nació el 12 de mayo de 1820 en Italia, aunque se crió en Derbyshire, Inglaterra. De espíritu inquieto y aventurero, apenas recibida de enfermera, en 1853, pidió ser enviada como voluntaria a la guerra de Crimea .
Allí los soldados eran mantenidos en cuartos sin sábanas ni comida decente y las mismas enfermeras vestían sus uniformes sin lavar “tiesos de suciedad” al decir de Florence . En estas condiciones no era sorprendente que la primera causa de muerte hospitalaria no fueran las heridas de guerra, sino las enfermedades como el tifus, el cólera y la disentería .
Una mirada distinta.



Porfiando contra el desprecio y el descrédito de los médicos de la época, Nightingale recolectó datos y sistematizó pacientemente la práctica del control de registros , inventando los gráficos circulares para representar las estadísticas. Esta información se convirtió con el tiempo en una herramienta fundamental ya que sus cálculos sobre la tasa de mortalidad mostraron que con una mejor condición aplicada a los métodos de sanidad , las muertes bajarían.
“Hay cinco puntos esenciales para asegurar la salubridad de las viviendas: aire puro, agua pura, desagües eficaces, limpieza y luz”, proclamó a quienes quisieran escucharla, que por cierto no fueron muchos. Los oficiales militares y los doctores la menospreciaban por ser mujer, y objetaron sus visiones sobre reformas en los hospitales, interpretando sus comentarios como un ataque dirigido hacia ellos.
Pero Nightingale no se doblegó, y tuvo la valentía de hacer públicas sus ideas en el prestigioso diario “Times” provocando la reacción de la sociedad. Recién entonces, el Ministro de Guerra inglés le recomendó la tarea de organizar las barracas del hospital. Al mejorar las condiciones de sanidad, logró reducir espectacularmente la proporción de muertes de sus pacientes. Desde ese momento, la enfermería fue considerada una profesión de la medicina, que requiere hasta hoy, y cada vez más, un elevado grado de formación y responsabilidad profesional.
Artículo tomado de Essen.


Nota: el notable compromiso con la vida que tuvo durante sus años en este mundo Florence Nightingale, nos dejó más que un legado, una responsabilidad que hoy más que nunca debemos aplicar moralmente para elevar nuestra independencia en la función que Dios puso en nuestras manos y corazones. Por ello debemos hacer Honor a pioneras como Florence Nightingale, Virginia Henderson y muchas otras que dieron grandeza a nuestra profesión. Sigamos los pasos de estas grandes teóricas de la enfermería. De esa manera tendremos una gran recompensa por lo realizado: “la mano tendida y la sonrisa del enfermo recuperado”. ¡Qué Dios bendiga nuestra profesión!



Enfermero Universitario
Universidad Abierta Interamericana
M.N. 68.734

martes, 21 de septiembre de 2010

"Llegó la Primavera..." por Ana Marcela





Hola:
Qué mejor modo de festejar la primavera que estar rodeada de flores, aquí les dejo algunas hermosas para que disfruten.



¡Muy Feliz Primavera para todos!

lunes, 20 de septiembre de 2010

El CEID te invita



El Centro de Estudios Internacionales para el Desarrollo (CEID) tiene el agrado de dirigirse a Usted con el objeto de informarle acerca de la realización del XXI Simposio Electrónico Internacional (SEI) “Europa Central: sus principales problemáticas en 2010”.

El SEI se llevará a cabo durante el mes de noviembre y el programa será el siguiente:

o Primera semana, del 01 al 05, Cuenca del Báltico

o Segunda semana, del 08 al 12, Cuenca del Mar Negro

o Tercera Semana, del 15 al 19, Cuenca del Mediterráneo

En cada semana se abordará la situación estratégica y geopolítica, la realidad económica, la evolución de las instituciones, la política exterior y las problemáticas sociales.

La semana del 22 al 26 será dedicada a las conclusiones

Será coordinado por la Mag. Isabel Cecilia Stanganelli (Argentina, CEID), el Mag. Oscar Villar Barroso (Cuba, CEID) y por el Lic. Marcelo Javier de los Reyes (CEID)

Los inscritos podrán participar de manera activa o pasiva. Quienes deseen enviar ponencias, las mismas deberán ser presentadas en un documento de Word, tener un máximo de 10.000 palabras, en fuente Arial 12 y citas a pie de página.

La actividad es arancelada.
Los participantes recibirán el certificado correspondiente por correo postal.


Saludos cordiales,
EL EQUIPO DEL CEID

Centro de Estudios Internacionales para el Desarrollo - CEID

Buenos Aires - República Argentina
Los que deseen participar pueden comunicarse a través del siguiente correo.

admin@ceid.edu.ar

www.ceid.edu.ar

jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Qué es un blog? Por Irma Passarelli

Al cumplirse el primer año de Cunamoryvos, sentí la necesidad de realizar el video que les dejo a continuación.

video



martes, 14 de septiembre de 2010

"AZUCENA DEL BOSQUE"

♥♥♥ ♥♥♥ ♥♥♥
*** *** ***
Hola:
Buscando por internet encontré esta hermosa leyenda, que nos muestra el verdadero camino que deberíamos tomar en la vida.

"La Azucena del bosque"

Hace muchos, muchos años, había una región de la tierra donde el hombre aún no había llegado. Cierta vez pasó por allí I-Yará (dueño de las aguas) uno de los principales ayudantes de Tupá (Dios bueno). Se sorprendió mucho al ver despoblado un lugar tan hermoso, y decidió llevar a Tupá un trozo de tierra de ese lugar. Con ella, amasándola y dándole forma humana, el Dios bueno creó dos hombres destinados a poblar la región.

Como uno fuera blanco, lo llamó Morotí, y al otro Pitá, pues era de color rojizo.

Estos hombres necesitaban esposas para formar sus familias, y Tupá encargó a I-Yará que amasase dos mujeres.

Así lo hizo el Dueño de las aguas y al poco tiempo, felices y contentas, vivían las dos parejas en el bosque, gozando de las bellezas del lugar, alimentándose de raíces y de frutas y dando hijos que aumentaban la población de ese sitio, amándose todos y ayudándose unos a otros.

En esta forma hubieran continuado siempre, si un hecho casual no hubiese cambiado su modo de vivir.

Un día que se encontraba Pitá cortando frutos de tacú (algarrobo) apareció junto a una roca un animal que parecía querer atacarlo. Para defenderse, Pitá tomó una gran piedra y se la arrojó con fuerza, pero en lugar de alcanzarlo, la piedra dio contra la roca, y al chocar saltaron algunas chispas.

Este era un fenómeno desconocido hasta entonces y Pitá, al notar el hermoso efecto producido por el choque de las dos piedras volvió a repetir una y muchas veces la operación, hasta convencerse de que siempre se producían las mismas vistosas luces. En esta forma descubrió el fuego.

Cierta vez, Moroti para defenderse, tuvo que dar muerte a un pecarí (cerdo salvaje - jabalí) y como no acostumbraban comer carne, no supo qué hacer con él.

Al ver que Pitá había encendido un hermoso fuego, se le ocurrió arrojar en él al animal muerto. Al rato se desprendió de la carne un olor que a Morotí le pareció apetitoso, y la probó. No se había equivocado: el gusto era tan agradable como el olor. La dio a probar a Pitá, a las mujeres de ambos, y a todos les resultó muy sabrosa.

Desde ese día desdeñaron las raíces y las frutas a las qué habían sido tan afectos hasta entonces, y se dedicaron a cazar animales para comer.

La fuerza y la destreza de algunos de ellos, los obligaron a aguzar su inteligencia y se ingeniaron en la construcción de armas que les sirvieron para vencer a esos animales y para defenderse de los ataques de los otros. En esa forma inventaron el arco, la flecha y la lanza. Entre las dos familias nació una rivalidad que nadie hubiera creído posible hasta entonces: la cantidad de animales cazados, la mayor destreza demostrada en el manejo de las armas, la mejor puntería... todo fue motivo de envidia y discusión entre los hermanos.

Tan grande fue el rencor, tanto el odio que llegaron a sentir unos contra otros, que decidieron separarse, y Morotí, con su familia, se alejó del hermoso lugar donde vivieran unidos los hermanos, hasta que la codicia, mala consejera, se encargó de separarlos. Y eligió para vivir el otro extremo del bosque, donde ni siquiera llegaran noticias de Pitá y de su familia.

Tupá decidió entonces castigarlos. El los había creado hermanos para que, como tales, vivieran amándose y gozando de tranquilidad y bienestar; pero ellos no habían sabido corresponder a favor tan grande y debían sufrir las consecuencias.

El castigo serviría de ejemplo para todos los que en adelante olvidaran que Tupá los había puesto en el mundo para vivir en paz y para amarse los unos a los otros.

El día siguiente al de la separación amaneció tormentoso. Nubes negras se recortaban entre los árboles y el trueno hacía estremecer de rato en rato con su sordo rezongo. Los relámpagos cruzaban el cielo como víboras de fuego. Llovió copiosamente durante varios días. Todos vieron en esto un mal presagio.

Después de tres días vividos en continuo espanto, la tormenta pasó.

Cuando hubo aclarado, vieron bajar de un tacú (algarrobo) del bosque, un enano de enorme cabeza y larga barba blanca.

Era I-Yará que había tomado esa forma para cumplir un mandato de Tupá.

Llamó a todas las tribus de las cercanías y las reunió en un claro del bosque. Allí les habló de esta manera:

Tupá, nuestro creador y amo, me envía. La cólera se ha apoderado de él al conocer la ingratitud de vosotros, hombres. Él los creó hermanos para que la paz y el amor guiaran vuestras vidas... pero la codicia pudo más que vuestros buenos sentimientos y os dejasteis llevar por la intriga y la envidia. Tupá me manda para que hagáis la paz entre vosotros: iPitá! iMoroti! ¡Abrazaos, Tupá lo manda!

Arrepentidos y avergonzados, los dos hermanos se confundieron en un abrazo, y los que presenciaban la escena vieron que, poco a poco, iban perdiendo sus formas humanas y cada vez más unidos, se convertían en un tallo que crecía y crecía ...




Este tallo se convirtió en una planta que dio hermosas azucenas moradas. A medida que el tiempo transcurría, las flores iban perdiendo su color, aclarándose hasta llegar a ser blancas por completo. Eran Pitá (rojo) y Morotí (blanco) que, convertidos en flores, simbolizaban la unión y la paz entre los hermanos.
Ese arbusto, creado por Tupá para recordar a los hombres que deben vivir unidos por el amor fraternal, es la "AZUCENA DEL BOSQUE".
Será hasta la próxima y ojalá aprendamos a convivir en paz y armonía.





Imágenes de internet

sábado, 11 de septiembre de 2010

Fantasías en billar

*** *** ***
Cuánto talento y habilidad. Disfruten de esta exhibición maravillosa.



Si se animan desafíenlo a jugar por la "gaseosa" y la picada.




Seguiremos en la búsqueda de joyitas como ésta para llenarnos los ojos con tamaña muestra de habilidad.



jueves, 2 de septiembre de 2010

"Frases célebres" por Elsa Torrilla

♥ ♥ ♥


♥ ♥ ♥

Elsa Torrilla

Nuevamente con ustedes para tratar de hacerlos pensar un poquito.
*** *** ***

Cuando conozco a alguien, no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán...
Me basta con saber que es un ser humano.
Walt Whitman

Poeta estadounidense. Hijo de madre holandesa y padre británico, fue el segundo de los nueve vástagos de una familia con escasos recursos económicos. Pasó sólo ocasionalmente por la escuela y pronto tuvo que empezar a trabajar, primero, y a pesar de su escasa formación académica, como maestro itinerante, y más tarde en una imprenta.Allí se despertó su afición por el periodismo, interés que le llevó a trabajar en varios diarios y revistas neoyorquinos. Nombrado director del Brooklyn Eagle en 1846, permaneció en el cargo sólo dos años debido a su disconformidad con la línea abiertamente proesclavista defendida por el periódico. Su afición por la ópera (género que influyó enormemente en su obra poética) le permitió coincidir en una noche de estreno con un dirigente del periódico de Nueva Orleans Crescent, quien lo convenció para que dejara Nueva York y aceptase una oferta para trabajar en el diario.

Durante el viaje hacia al Sur, que emprendió en 1848, tuvo la oportunidad de contemplar una realidad, la de provincias, para él totalmente desconocida y que, en definitiva, sería decisiva para su carrera futura. Por todo este conjunto de experiencias, cuando regresó a Nueva York, unos meses después, abandonó el periodismo y se entregó por completo a la escritura.

La primera edición de su gran obra, sin embargo, no vio la luz hasta 1855. Esta primera edición de Hojas de hierba (Leaves of grass) (habría otras ocho en vida del poeta) constaba de doce poemas, todos ellos sin título, y fue el propio Whitman quien se encargó de editarla y de llevarla a la imprenta. De los mil ejemplares de la tirada, Whitman vendió pocos y regaló la mayoría, uno de ellos a Ralph Waldo Emerson, importante figura de la escena literaria estadounidense y su primer admirador. Su crítica, muy positiva, motivó a Whitman para seguir escribiendo, a pesar de su ruinosa situación económica y de la nula repercusión que, en general, habían tenido sus poemas.
Al año siguiente apareció la segunda edición y, cuatro años más tarde, la tercera, que amplió con un poema de presentación y otro de despedida. La noticia de que su hermano George había sido herido, al comienzo de la Guerra Civil, le impulsó a abandonar Nueva York para ir a verle a Fredericksburg. Más tarde se trasladó a Washington D.C. donde, apesadumbrado por el sufrimiento de los soldados heridos, trabajó voluntariamente como ayudante de enfermería. Tras el fin de la contienda, se estableció en Washington, donde trabajó para la Administración. Allí publicó varios ensayos de contenido político, en los cuales defendía los ideales democráticos, pero rechazaba el materialismo que, a su juicio, impregnaba la vida y las aspiraciones de la sociedad estadounidense.
Aquejado de varias enfermedades, en 1873 se vio obligado a abandonar Washington y trasladarse a Camden, en Nueva Jersey, donde permaneció hasta su muerte. Dedicó los últimos años de su vida a revisar su obra poética, y a escribir nuevos poemas que fue incluyendo en las sucesivas ediciones de Hojas de hierba.
Whitman fue el primer poeta que experimentó las posibilidades del verso libre, sirviéndose para ello de un lenguaje sencillo y cercano a la prosa, a la vez que creaba una nueva mitología para la joven nación estadounidense, según los postulados del americanismo emergente. El individualismo, los relatos de sus propias experiencias, un tratamiento revolucionario del impulso erótico y la creencia en los valores universales de la democracia son los rasgos novedosos de su poética; en línea con el romanticismo del momento, propuso en su poesía una comunión entre los hombres y la naturaleza de signo cercano al panteísmo. Tanto por sus temas como por la forma, la poesía de Whitman se alejaba de todo cuanto se entendía habitualmente por poético, aunque supo crear con los nuevos materiales momentos de hondo lirismo.
*** *** ***


Si los hombres se limitaran a hablar de lo que entienden, apenas hablarían.
Arturo Graff

Arturo Graf
(Atenas, 1848 - Turín, 1913), poeta italiano de ascendencia alemana.

Se educó en la universidad de Nápoles y luego fue profesor de literatura italiana en Roma hasta el año 1882 en que se le nombró profesor de la universidad de Turín.

Fundó el Giornale della letteratura italiana, y sus trabajos incluyen valiosas críticas literarias, aunque es mejor conocido como poeta. Sus libros de poesía --Poesie e novelle (1874), Dopo il tramonto versi (1893)-- le otorgaron un alto lugar entre los escritores líricos de su país.

*** *** ***



*** *** ***



Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos.
Mahatma Ghandi

Mohandas Karamchand Gandhi (Porbandar, 2 de octubre de 1869 – Nueva Delhi, 30 de enero de 1948) fue un abogado, pensador y político indio.

En guyaratí se escribe મોહનદાસ કરમચંદ ગાંધી y se pronuncia /moːɦən̪d̪aːs kərəmʨən̪d̪ ɡaːn̪d̪ʱiː/ (majatma mojan-dás karam-chand gandji).

En todo el mundo se lo conoce como Mahatma Gandhi (en sánscrito e hindi, la palabra majātmā significa ‘gran alma’, siendo majā: ‘grande’ y ātmā: ‘alma’), nombre honorífico acuñado por primera vez por Rabindranath Tagore.[1] En India también se lo conocía como Bapu (guyaratí: બાપુ bāpu: ‘padre’).

Desde 1918 figuró abiertamente al frente del movimiento nacionalista indio. Instauró nuevos métodos de lucha (las huelgas y huelgas de hambre), y en sus programas rechazaba la lucha armada y predicaba la no violencia como medio para resistir al dominio británico. Pregonaba la total fidelidad a los dictados de la conciencia, llegando incluso a la desobediencia civil si fuese necesario; además, bregó por el retorno a las viejas tradiciones indias. Mantuvo correspondencia con León Tolstói, quien influyó en su concepto de resistencia no violenta. Destacó la Marcha de la sal, una manifestación a través del país contra los impuestos a que estaba sujeto este producto.

Encarcelado en varias ocasiones, pronto se convirtió en un héroe nacional. En 1931 participó en la Conferencia de Londres, donde reclamó la independencia de la India. Se inclinó a favor de la derecha del partido del Congreso, y tuvo conflictos con su discípulo Nehru, que representaba a la izquierda. En 1942, Londres envió como intermediario a Richard Stafford Cripps para negociar con los nacionalistas, pero al no encontrarse una solución satisfactoria, éstos radicalizaron sus posturas. Gandhi y su esposa Kasturba fueron encarcelados: ella murió en la cárcel, en tanto que él realizaba veintiún días de ayuno.

Su influencia moral sobre el desarrollo de las conversaciones que prepararon la independencia de la India fue considerable, pero la separación con Pakistán le desalentó profundamente.

Una vez conseguida la independencia, Gandhi trató de reformar la sociedad india, apostando por integrar las castas más bajas (los shudrá o ‘esclavos’, los parias o ‘intocables’ y los mlecha o ‘bárbaros’), y por desarrollar las zonas rurales. Desaprobó los conflictos religiosos que siguieron a la independencia de la India, defendiendo a los musulmanes en territorio hindú, siendo asesinado por ello por Nathuram Godse, un fanático integrista indio, el 30 de enero de 1948 a la edad de 78 años. Sus cenizas fueron arrojadas al río Ganges.

Sobre economía política, pensaba que ni el capital debería ser considerado más importante que el trabajo, ni que el trabajo debería ser considerado superior al capital, juzgando ambas ideas peligrosas; lo que debería buscarse es un equilibrio sano entre estos factores, ambos considerados igual de valiosos para el desarrollo material y la justicia, según Gandhi. Gandhi llevó una vida simple, confeccionando sus propias piezas de ropa y además siendo un destacado vegetariano:

Siento que el progreso espiritual nos demanda que dejemos de matar y comer a nuestros hermanos, criaturas de Dios, y sólo para satisfacer nuestros pervertidos y sensuales apetitos. La supremacía del hombre sobre el animal debería demostrarse no sólo avergonzándonos de la bárbara costumbre de matarlos y devorarlos sino cuidándolos, protegiéndolos y amándolos. No comer carne constituye sin la menor duda una gran ayuda para la evolución y paz de nuestro espíritu.
«Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales».
*** *** ***


Si un hermoso cuerpo no tiene una hermosa alma, parece más bien un ídolo que un cuerpo humano.
Brantôme

Pierre de Bourdeille (Boudeilles, Périgord, hacia 1540 – castillo de Richemont, Saint-Crépin-de-Richemont, 15 de julio de 1614), abad y señor de Brantôme, historiador y biógrafo francés, aventurero y galante, no destacó ni como militar ni como escritor.

Tercer hijo del barón de Bourdeille. Su madre y abuela materna estuvieron ligadas a la corte de Margarita de Valois, tras cuya muerte en 1549 se trasladó a París y más tarde, en 1555, a Poitiers para terminar su educación. Se le concedieron muchos bienes clericales, el más importante de los cuales fue la abadía de Brântome, sin embargo no tenía vocación clerical. Se hizo soldado y entró en contacto con grandes señores de la guerra.

Viajó a Italia, a Escocia, donde acompañó a María I Estuardo (en ese momento viuda de Francisco II de Francia); a Inglaterra, donde conoció a Isabel I (1561–1579); a Marruecos (1564) y a España y Portugal. Luchó en África contra los turcos. Combatió en las galeras de la Orden de Malta y acompañó a su gran amigo, el comandante francés Philippe Strozzi (nieto de Filippo Strozzi, el general italiano) en su expedición contra Terceira durante la cual murió Strozzi (1582).

En 1572 participó, en Dreux, en la primera guerra de religión entre católicos y protestantes así como en las batallas de Meaux y de Saint-Denis. En 1574 puso fin a su carrera militar.

Sus viajes posteriores se limitaron a seguir a la corte, apasionándose por las intrigas amorosas y políticas, los duelos, las rivalidades y los asesinatos.

En 1584 sufre una caída de caballo que le obliga a retirarse a sus tierras donde empieza a escribir las memorias que lo han inmortalizado. Estas memorias, a menudo escandalosas gustan, sobre todo, por la candidez con que son escritas, y por la vanidad gascona que se desprende del autor.

Clasificado como un autor «ligero» por su novela Las damas galantes, es autor de artículos, de novelas de viajes, de crónicas de guerra y de biografías. En casi todos sus escritos destaca un rasgo común: su amor por las mujeres, especialmente por aquellas que ha conocido profundamente: la Reina Margot o Catalina de Médicis, por ejemplo.

Brântome dejó órdenes expresas para que su manuscrito fuera impreso, una primera edición no muy completa se publicó póstumamente en Leiden (1665–1666). Ediciones posteriores incluyeron:

  • Una obra en 15 volúmenes (1740).
  • Otra por Louis Nicolas Monmerque (1780–1860) en 8 volúmenes (1821–1824), reproducida en el Pantheon Littéraire de Buchan.
  • La obra de la Bibliotheque elzevirienne, comenzada en 1858 por Próspero Mérimée y Louis Lacour de La Pijardière y terminada, con el volumen xii en 1893.
  • La edición de Ludovic Lalanne para la Société de l'Histoire de France (12 volúmenes, 1864–1896).

Brântome puede ser considerado difícilmente como un riguroso historiador y sus memorias no son una fiable fuente de información. Sin embargo, escribía de forma curiosamente coloquial, vertiendo sus pensamientos, observaciones y hechos sin orden ni sistema y con absoluta franqueza e ingenuidad. Sus obras describen inequívocamente un admirable retrato de la vida cortesana de su tiempo, con su desvergonzado y abierto libertinaje. No hay hombre ilustrado ni dama galante en toda su galería de retratos que no esté manchado por el vicio y, no obstante, el conjunto está narrado con la más completa apariencia de que no hay nada objetable en sus conductas. Gran número de sucesos y personajes de la época habrían permanecido ignorados sin su buena pluma.

La edición de L. Lalanne fue la primera en mostrar las fuentes españolas y francesas en las que se basó Brântome, pero no utilizó todos los manuscritos existentes. Fue tras la muerte de Lalanne cuando se consiguieron los más antiguos de la Bibliotheque Nationale. Todos sus manuscritos originales, revisados por él mismo varias veces, fueron recopilados en París y Chantilly (Musée Conde), por lo que se pudo hacer una nueva y definitiva edición. Los poemas de Brântome (que consisten en más de 2200 versos) fueron publicados por primera vez en 1881. En España se ha traducido su célebre Gentilezas y bravuconadas de los españoles.

*** *** ***

Se necesita un gran conocimiento, solo para darse cuenta de la propia ignorancia.
Autor anónimo


Nadie puede ser perfectamente libre, hasta que todos lo sean.
San Agustín

Agustín de Hipona, o San Agustín (en latín: Aurelius Augustinus Hipponensis) (Tagaste, 13 de noviembre de 354 – Hippo Regius, 28 de agosto de 430), es junto con Jerónimo de Estridón, Gregorio Magno y Ambrosio de Milán uno de los cuatro más importantes Padres de la Iglesia latina.

Bueno gente, les dejo mis bendiciones y será hasta la próxima si Dios así lo permite.




Imágenes y biografías extraídas de internet